lunes, abril 05, 2010


A mis padres Bradley y Cecilia en sus cuarenta años de vida matrimonial...


CUBRE de recuerdos, este mes que alberga tu aroma, hace cuarenta vientos que te conocí, y me sumergí en un mar de felicidad a tu lado: luz que ha conformado nuestro propio universo, cada coágulo de mi corazón lo sabe, y camina contento de la mano del tuyo. CECILIA, nombre que nace de esta tierra, del destino generoso que me trajo aquí hace cuarenta, me hizo sembrar raíces en la heredad de tus labios, y aun hoy, ha hecho que nos sentemos juntos, en el umbral de la puerta de tu corazón siempre abierto, observando la obra creada, aquella que hubiera sido imposible fundar, sin el alimento cotidiano de tu amor… Cecilia, el tiempo ha pasado por mi rostro, pero aun siento intacto, el calor sempiterno de tu abrazo, y el calor del silencio que le brindas a mis labios con tu beso… Te amo.

SE VISTE de contento mi alma este día, hace cuarenta cielos te conocí, me supuse niña en tus brazos entonces, me muestro mujer, madre, canción ahora. BRADLEY, llegaste en este mes de la manzana y el trino, y te soldaste tan fuertemente a mi vida, que ya no puedo considerarla como una, es una sustancia conjunta, cuyo latido al unísono convoca latitudes de vida y sentimiento. Eres el pedazo de luz que le hace falta a mi espíritu para que brille por ti. Te has tornado en volcán, viento, pan, compañero, has anidado conmigo y hemos menguado juntos construyendo caminos. Llevas el nombre de tus hijos tatuado en el corazón y escribes cotidianamente mi contento. Bradley tu eres quien calma mi sed, y al despertarme, los lazos de mi corazón te abrazan y se con seguridad, que hoy seré feliz… Te amo.

PADRES, concilio de vida y amor, nuestro corazón de hijos hoy se regocija y emerge contento, conocedor de lo que pueden y pudieron forjar juntos. Son historia y armonía unida, esencia y voluntad férrea, son lucha, trabajo, tesón y sobre todo fuente inagotable de ternura y amor entre Ustedes y para los demás. Un sentimiento de profundo respeto, dan cuenta de esta hora precisa, un ejemplo a seguir, un orgullo sin fin. Es por eso que elevamos nuestro sentir e invocamos todo género de bendiciones, para quienes fraguaron nuestro futuro, con mucho éxito y es el mismo por el que ahora transitamos. Gracias por ser ese libro abierto, en cuyas hojas solo podemos encontrar sabiduría… Les amamos.

ABUELITOS, nosotros tus nietos sabemos, que provenimos en línea directa de Ustedes, de su ilimitada fuente de amor, y es que, gracias a su capacidad de mente y corazón, les han inculcado los conceptos y bases necesarias a nuestros padres, para que a su vez, ellos trasciendan con sus enseñanzas hacia nosotros. Un beso en el corazón entero les damos hoy, y sabemos que, con seguridad, toda esa unidad generada por ustedes, prevalecerá siempre entre nosotros, ya que nos han dotado de aquello: tejer ese bloque sólido llamado familia y mantenerlo cercado y unido. Gracias por ser ese nexo entre todos, desde los más grandes a los más pequeños, y por alimentarnos de energía pura, nuestras almas… Les amamos.


© Patricio Sarmiento Reinoso
Sigsig. 04 de Abril de 2010


0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja lo que se te ocurra... incluido tu respeto...

 

Copyright 2010 INTERIORISMOS.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.