viernes, agosto 06, 2010




Me sonríes, en tu mundo inventado de labios y cordilleras, que crece súbito y avanza como fuego en ansiedad o sencillo paisaje de paloma, marcando un camino transparente donde tu sol nocturno me moja.

Te arrebatas, bajo las sombras remotísimas de un martes por la tarde, dejas que tus huellas clandestinas emigren hacia mi cuello, mis hombros, mis mañanas. Imprimo tu eclipse de tierra y manzana en cada verso endemoniado y espeso: pálido oleaje que puebla mi guitarra.

Te desnudas, y el fuego de tu cuerpo cruje de deseo en el coral diluido de tu piel. El rumor de cada poro contenido es furia indeleble, intacta, que degüella los ojos del espejo que te mira, como voyeur repentino de cristal o alada sombra que mata.

Me matas, cuando se estiran tus brazos y abrazan mi carne poseída en tu alcohol, hojarasca de caricias en vilo o dulce pulular de tu resuello. Algo en mí, muere cada vez que te amo, mujer inconclusa, mujer de amianto, cuenco indómito de amor.


Me sonríes en la desnudez mortal de tus arrebatos...Tú



©Patricio Sarmiento Reinoso

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja lo que se te ocurra... incluido tu respeto...

 

Copyright 2010 INTERIORISMOS.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.