miércoles, enero 05, 2011


En torno al mar clavo tu nombre,
ese que se enreda en un grito mudo con sabor a campana,
aquel que tendía raíces de fuego en nevada sentencia,
el que instalaba su encaje de piel en lontananza.

Bajo las sombras de clavicordios perdidos o espejos,
tu nombre suplica y se evapora,
como nísperos que florecen horas de piedra y perfume,
e insisten en pintar con ladridos de hueso,
el mango del puñal crucificado.

La noche es una mueca clandestina,
una torpe interpretación de una muralla,
un destello opaco de besos,
como si un martes de sal se rompiera,
y regara sus gotas
en la dúplice voracidad de la mañana.

En torno a la lluvia sucumbe tu nombre,
un clavo en el fondo del mar lo encadena.



©Patricio Sarmiento Reinoso

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja lo que se te ocurra... incluido tu respeto...

 

Copyright 2010 INTERIORISMOS.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.