viernes, marzo 25, 2011


Una vez
hace muchos siglos
soñé ser poeta

¡Loco! Me dijeron las bocas
y los dedos de burla me apuntaron a la indiferencia
roí lo horizontes de una musa momentánea
aquella que me alimentaba el sendero
de la manoseada inspiración,
hasta que me topé de cara con los versos
bulleron entonces las letras unánimes
y mastiqué cada sílaba conocida
para licuar la desnudes insomne
de mi primer poesía.

¡Loco! Me susurraron los ojos
cuando iniciaban su famélica lectura
yo me quedaba mirándolos
como esperando las arcadas
gangrenadas de las mentes tísicas;
impertérrito me quedaba,
pero sucedía lo contrario
ellos deambulaban por las imágenes mostradas
y se sacudían las saladas lágrimas al finalizar
de poeta, me tildaban.

Me di cuenta que las musas
son usadas y son bellas
la de los amantes
la de la mujer
la de los cadáveres
todas, son la cimiente o pan
con la que nos alimentamos los poetas
las compartimos, pero no por eso
son unas cualquiera:
son la transparencia que se transfigura
en tierra o verso fusilado.

Una vez hace muchos versos
deliré ser un loco
pero solamente fui poeta.

©Patricio Sarmiento Reinoso

1 comentarios:

Europa Prima dijo...

Es la locura al arte lo que al amor el buen sexo, es de este modo tu delirio el más bello pues así es que nace el arte, cuando con las musas el amor se hace, un abrazo!

Publicar un comentario

Deja lo que se te ocurra... incluido tu respeto...

 

Copyright 2010 INTERIORISMOS.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.