miércoles, septiembre 14, 2011



En el amparo de tu piel amanezco, 
me sitúo en el ángulo formado
por tu inmediatez y mi silencio.
Te acaricio sin tocarte
mientras duermen tus ojos,
aquellos cristales
formados de misterios y paisajes.


 Cada vez se acortan más los segundos,
que caminan sobre el tiempo de fuego
cuando estamos juntos.
Quisiera acudir
a tu espalda asesina y celebrar
la belleza de tu cuerpo desnudo.


 Ya conocí tu geografía, tu luz, tus alas,
y puedo sobre ellas,
redactar mil hojas descalzas
de versos o sortilegios.
Escucho el trinar
de tu voz encandilada y reverdezco.

 En el amparo de tu cuerpo anochezco, 
me sitúo justo en el rincón
formado entre mis versos y tu espalda.

©Patricio Sarmiento Reinoso

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja lo que se te ocurra... incluido tu respeto...

 

Copyright 2010 INTERIORISMOS.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.