miércoles, julio 11, 2012


Dos silencios gimiendo éramos,
abrazados de besos y piernas,
cerníamos las horas de la noche,
entre sábanas y susurros clandestinos.
Hallábamos auroras resurrectas de cristal o espanto,
empañando ventanas y suspiros
nos bebíamos completos,
en caída vertical,
sin vértigo alguno,
hacia las fronteras perpetuas
de nuestros cuerpos.
Dos gemidos silenciosos fuimos…

2 comentarios:

Marcela dijo...

Hermoso... sentimiento muy profundo

Paty Carvajal dijo...

Complementación que deja su impronta en la piel y el sentir de un pecho que late con su ayer... Bellos versos!

Publicar un comentario

Deja lo que se te ocurra... incluido tu respeto...

 

Copyright 2010 INTERIORISMOS.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.